Hechos materiales

Piedra arenisca de marés:
La piedra arenisca mallorquina se ha utilizado tradicionalmente para construir viviendas, casas de campo y edificios agrícolas auxiliares. Los muros exteriores y las columnas de Can Lis utilizan este tipo de piedra en una construcción de muros huecos: una reformulación innovadora de los métodos de construcción tradicionales de Mallorca.

Piedra arenisca de Santanyí:
Una piedra mallorquina de densidad mayor que la de marés, ideal para los suelos, muros interiores y encimeras de cocina.

Otros materiales:
La construcción principal del techo se compone de un entramado de bovedillas cerámicas sobre vigas de hormigón armado. Los muros interiores se han realizado con piedra arenisca de Santanyí, al igual que el suelo, las estanterías empotradas y las encimeras de la cocina. Toda la carpintería está realizada en Madera Norte, un pino mallorquín.